jueves, 29 de agosto de 2013

La llorona

Para amar a Oaxaca no es necesario haber nacido en ella. El lugar de nacimiento es un accidente biológico; el hacer de una tierra su tierra y de una gente su gente es lo que realmente lo hace a uno ciudadano y le da valor a su gentilicio. Bueno, eso digo yo.
 
  Saludos. JB
La llorona

No hay comentarios:

Publicar un comentario

TUS COMENTARIOS POSITIVOS AYUDAN A MOTIVARNOS A CREAR MAS COSAS.